Estudios de Penicilina en Guatemala 1946-1948

Como bien se sabe, la penicilina es el tratamiento de elección para la sífilis. La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual producida por la bacteria espiroqueta Treponema pallidum.

No es secreto para nadie, que los países “en vías de desarrollo” sean blanco de abusos por parte de los países desarrollados.  La discriminación, razismo y tratamiento como “ciudadanos de segunda” lamentablemente persiste hasta nuestros días. Este post trata de los estudios realizados de la profilaxis de la sífilis en Guatemala entre 1946 y 1948 por parte de los Estados Unidos.

Mientras en Nüremberg se realizaba una serie de normas para los estudios de medicamentos; en Guatemala, los Estados Unidos llevaba a cabo una investigación que violaba todos los aspectos de la bioética posibles. El doctor que dirigía el estudio en nuestro país (Dr. Cutler) había participado en un estudio acerca de la evolución natural de la enfermedad en cuestión en personas de raza negra en Estados Unidos previamente (Estudio de Tuskegee). Este estudio también carecía de ética.

LOS ESTUDIOS:

Los investigadores querían realizar un experimento que poseyera sujetos con “exposición normal” a la la enfermedad. Eligieron como sujetos de estudio a reos, enfermos mentales, niños huérfanos y soldados.

Con la coopearación de los funcionarios del Ministerio de Justicia y el Director del Penitenciario Central de Guatemala, se permitió que los reos mantuvieran relaciones sexuales con prostitutas que presentaran sífilis o gonorrea.  Los investigadores estadounidenses no podían controlar  el contagio de la sífilis por este método, ya que los hombres que habían mantenido relaciones con las prostitutas infectadas no mostraban resultados positivos en grandes cantidades. Además, en las prostitutas habían resultrados positivos antes de la exposición normal.  Así, los investigadores decidieron ampliar la muestra de investigación.

Los investigadores decidieron utilizar 483 niños del Orfanato Nacional, no para infectarlos con sífilis, sino para estudiar exámenes de sangre.  Empero, no encontraron si era posible utililizar penicilina para la profilaxis de la enfermedad. Entonces, recurrieron a los enfermos mentales. A este “grupo de estudio ” no se les podía exponer a infección por relaciones sexuales, por lo que se decidió inocularles la bacteria.  A cambio de esto, el Hospital de Enfermos Mentales recibió insumos.  A los sujetos de la investigación se les ofrecía un paquete de cigarros a cambio de la inoculación, extracción de sangre o de material espinal y un cigarro a cambio de una observación clínica.

Inocular a las personas no era fácil. El método conocido consistía en machacar los crecimientos sifílicos de los testículos de conejos e inocularlos para su posterior estudio.  Las muestras tuvieron que ser obtenidas rascando los chancros en los cuerpos de los pacientes. Las cepas se inoculaban en las mujeres por medio de inserción en la cara, el brazo o la boca lacerados con agujas.  En los hombres,  se arañaba el pene con un aguja hipodérmica, e introducúa un algodón o venda y se dejaba caer una emulsión sifílica a través de ella durante al menos una hora. Otras formas de inoculación consistieron en hacer beber tejido sifilítico con agua destilada; así como, remover tejido fluido espinal, mezclarlo con la sustancia sifilítica y reintroducirlo por vía intravenosa.

En los estudios de profilaxis realizados en un cuartel militar, se les permitía a los hombres que mantuvieran relaciones sexuales con mujeres que no estuvieran infectadas, para luego introducirles el ínoculo en el meato del pene. Se les pedía a los hombres orinar una hora después y finalmente, se les aplicaba diferentes tratamientos profilácticos.

Otro estudio realizado en las prostutitas consistía en inocular la espiroqueta en la cérvix, antes que mantuvira relaciones sexuales con los reos.

A las personas infectadas se les adminstraba penicilia y se presumia que estaban curadas, aunque pareciera que no se hizo ningún seguimiento que comprobara el estado de salud de los sujetos de estudio.

 

Cuestiones para analizar

¿Qué opinan los investigadores guatemaltecos al respecto?

¿Cuál será el rol de químico farmacéutico en los estudios de este tipo?

¿Cómo se estarán realizando las investigaciones en el presente?

¿Qué podemos aportar para futuras investigaciones los profesionales de la salud?

 

Fuente:

Redacción.  Estudio: “Clutler creía que sus estudios eran una mina de oro”. El Periódico. Domingo  10 de octubre de 2010.  Pp 14 y 15.

Hurtado, P. Entrevista a Joaquín Barnoya Pérez.  El Periódico. Domingo 10 de octubre de 2010. Pp 16 y 17

Foum Libertas. Vida y Bioética Médicos de EEUU inocularon sífilis a cientos de guatemaltecos para experimentar: Obama pide perdón. Fecha de publicación 8 de octubre de 2010. Fecha de revisión 10 de octibre de 2010.  Disponible en http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=18138&id_seccion=24

Para leer el informe de Susan Reverby “Sífilis por exposición normal e inoculación: un médico de PHS Tunskegee en Guatemala. 1946-48” pueden visitar: http://www.elperiodico.com.gt/es/20101010/domingo/178497/

 

 

Published in: on 10 octubre, 2010 at 6:43 pm  Comments (6)  

The URI to TrackBack this entry is: https://betalactaminas.wordpress.com/2010/10/10/estudios-de-penicilina-en-guatemala-1946-1948/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. que interesante este articulo, nunca se imagina uno que pueden hacer con las personas en especial los países que están en desarrollo respecto a la experimentación con esta clase de medicamento que a la larga pueden ser muy peligrosos.
    como es que la ética no jugo ningún papel en estas personas que realizon esta experimentación. como es posible que a las personas personas infectadas se les adminstraba penicilia y se presumian que estaban supuetamente curadas, aunque pareciera y que nunca se hizo ningún seguimiento que comprobara el estado de salud de los sujetos de estudio.

  2. Hola compañeros, gracias por la información y pues la verdad es sorprendente que se hicieran este tipo de estudios en personas, la verdad no entiendo cómo es que en el mismo año en que se realiza el juicio de Núremberg se estén cometiendo casi los mismos actos aquí en Guatemala, ¿como Estados Unidos pudo juzgar a los nazis y luego cometer los mismo actos que ellos hicieron? bueno contestando las interrogantes que plantearon les dejo aquí mis respuestas, ustedes preguntaban ¿Qué opinan los investigadores guatemaltecos al respecto? y pues yo esperaría que los investigadores guatemaltecos opinaran que esta clase de estudios no son éticos y que sería justo que los afectos o los familiares de estos fueran compensados. En cuando a ¿Cuál será el rol de químico farmacéutico en los estudios de este tipo? bueno un químico farmacéutico podría ser el encargado de realizar la farmacovigilacia del estudio para monitorea el estudio y no permitir que se cometan actos no éticos con los pacientes. Con respecto a ¿Cómo se estarán realizando las investigaciones en el presente?, pues yo esperaría que los investigadores de hoy en día sigan los principio de Núremberg y mínimo soliciten el consentimiento de las personas antes de incluirlas en un estudio. Y para finalizar en cuanto a ¿Qué podemos aportar para futuras investigaciones los profesionales de la salud?, ética, eso es lo primordial.

  3. Bueno, esto aunque brutal no es sorpresivo, puesto que ya se ha oído de otras ocaciones en que Estados Unidos ha causado a Guatemala muchas garrafales desgracias en muchos ámbitos. Todavía queda mucho por hacer en cuanto al rescate de Guatemala. Queda en nosotros la responsabilidad de que ninguna cosa semejante pueda siquiera filtrarse, por ello es importante aunque doloroso ver y documentarse de estas historias para que nuestro pueblo aprenda y no caiga de nuevo.

  4. Este es un articulo muy importante, ya que podemos ver la importancia de la bioetica y de que hayan reglas para la realizacion de los ensayos en humanos, ya que si no existieran, se repetiria esto muchas veces. Muchas veces los investigadores ven a las personas como sujetos de experimentacion sin importarles sus derechos y su vida.

  5. Este información es muy interesante la verdad yo no me imaginaban que esta clase de estudios se realizaba en nuestro país y que fueran tan despiadados.
    El papel de nosotros como químicos farmacéuticos es de vigilar que este tipo de ensayos no se lleven a cabo ya que no son éticos.

  6. El artículo presenta información bastante interesante en diversos aspectos, puesto que menciona experimentos atroces, con una total falta a la bioética; así como también que la penicilina es fue experimentalmente utilizada como profilaxis. Muchas gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: